Reinado de Alfonso XII y regencia de María Cristina (1874-1902)

Durante el reinado de Alfonso XII, Pradejón vio impotente cómo el déficit de la villa no dejaba de aumentar. Si en 1868 era de 3.238 reales, en 1887 ya alcanzaba los 20.263 reales. La principal causa será el inicio, en 1882, de las obras para la construcción de la carretera, cuyo coste ascendió a 13.000 pesetas, tres veces más de lo ingresado por el Ayuntamiento ese mismo año. A pesar de las derramas y de la grabación de alimentos, la deuda engordará sin precedentes.

El reinado de Alfonso XII fue políticamente estable, pero su temprana muerte dejó en 1885 a un Alfonso XIII recién nacido, que representará a España bajo la regencia de su madre, María Cristina. Este mismo año, surgió en Pradejón una epidemia de cólera, causando tal temor entre la población que el propio médico huyó del pueblo. Tras la epidemia, se construyó el actual cementerio en la zona de Majavacas, alejado de la villa como recomendaban las medidas higiénicas desde el siglo XVIII. Además, el Ayuntamiento separó con una tapia una pequeña zona del cementerio, reservada a los protestantes.

Restos de la tapia que separaba a católicos y protestantes desde su creación en 1885.

Para entonces, la comunidad protestante ya contaba con unos 40 miembros, en gran medida trabajadores del campo con un nivel económico medio-bajo. La mayor parte eran mujeres adultas o de avanzada edad, la mayoría casadas con maridos no protestantes o viudas, aunque también terminarán dándose casos de matrimonios y familias completas convertidas al nuevo credo. Esto favoreció la creación de las escuelas evangélicas, situadas en la primera planta del edificio de la Calle Mayor.

Mientras tanto, la regencia de María Cristina se vio envuelta en el Desastre del 98, suponiendo la pérdida de las últimas colonias en Puerto Rico, Filipinas y Cuba. Los pradejoneros más jovenes serán alistados en esta guerra, de la que muchos no regresarán y otros volverán lisiados. A ello se sumó la llegada de una epidemia de sarampión en 1901, la cual se llevará a 20 niños entre enero y febrero.

A pesar de todo, Pradejón despidió el siglo XIX experimentando un aumento demográfico considerable. De los 400 habitantes de principios de siglo, se llegó a los 2.000 habitantes a inicios del siglo XX. Esta etapa concluirá cuando en 1902 se declare a Alfonso XII mayor de edad y la regencia finalice.