La independencia (1803)

El 4 de marzo de 1803, un decreto firmado por el monarca Carlos IV en Aranjuez concedió a Pradejón la independencia administrativa de Calahorra, pasando de ser un barrio calagurritano a ser una villa independiente. El precio a pagar fue de 25.808 reales de vellón, unos 220 reales por vecino. La suma total debió ser pagada en mano por unos cuantos pradejoneros que se desplazaron hasta Madrid.

Las fuentes relatan el resentimiento que Calahorra guardó a Pradejón por la independencia, así como los litigios territoriales que en 1805 se iniciaron con las localidades de Ausejo, El Villar y Lodosa, quienes también veían la independencia con malos ojos. El Ayuntamiento todavía conserva el Libro de la Independencia, posiblemente el documento más importante de la villa. 

Fragmento del Libro de Independencia con la firma del rey Carlos IV.